viernes, 23 de abril de 2010

AEDO TEATRO EN SAGUNTO

Esta semana hemos podido disfrutar de una magnífica representación teatral ofrecida por el grupo gaditano AedoTeatre. El marco utilizado fue el teatro romano de Sagunto, y las obras representadas fueron, una comedia (El mercader, de Plauto) y una tragedia (Prometeo encadenado, de Esquilo).

Centrándonos en la tragedia esquílea, podemos afirmar que el elenco de actores hizo de ésta una representación comprensible para todo el público. Así pues, supieron resolver con gran maestría la aparición de personajes divinos en escena.

Como ya sabemos, en las representaciones de Esquilo es habitual contemplar escenografías complejas y la aparición de personajes grandiosos. En Prometeo encadenado, tienen aparición las Oceánides y Océano en sus respectivos carros, o Ío convertida en vaca.

Así pues, podemos intuir que la puesta en escena en la antigüedad era de lo más complicada, ya que no contaban con los instrumentos actuales, y por lo tanto, sería necesario el uso de máquinas y trucos escenográficos para conseguir un conjunto adecuado para la función.

Actualmente, a pesar de tener una tecnología avanzada, la tragedia se dio en el conocido teatro de Sagunto, motivo por el cual, era casi imposible el uso de espectaculares mecanismos teatrales. No obstante, el elenco de actores, haciendo uso de su particular gracia andaluza y maravillándonos con sus cantes, supieron prescendir de estas figuras, y cuando fue necesario las representaron con una apariencia de lo más humana. En definitiva, podemos afirmar que la puesta en escena fue un dificil reto que consiguieron resolver con gran talento.

Puesta en escena de “el Mercader” ( Plauto)



El otro día , las profesoras de clásicas y de artes escénicas, hicieron una salida a Sagunto para que los alumnos de clásicas y artes escénicas pudiéramos disfrutar de dos obras clásicas, una por la mañana y otra por la tarde, a la que sólo asistimos los estudiantes de clásicas. Las obras, representadas por el grupo Aedo, fueron un rotundo éxito entre los asistentes, venidos de muchos centros de estudio del país, algunos venidos desde muy lejos, solo para ver aquel maravilloso festival de teatro grecolatino que se celebra en la ciudad de Sagunto cada año por estas fechas.

La obra que más gustó a los alumnos de este centro, fue, tras mucho preguntar por mi parte, la comedia “El Mercader” del dramaturgo latino Plauto.

Tras leer la obra en mis ratos libres(pocos), me entraron algunas dudas de como iban a representarla en el escenario del teatro romano de Sagunto. Me sorprendió una cosa, los actores, con gran maestría, consiguieron una mezcla de acentos del habla de las distintas partes del territorio español. Así, se pudo observar que uno de los personajes, hablaba con acento andaluz, otro con acento argentino,y otro con acento gallego. Los actores de la compañía Aedo, consiguieron mediante referencias a hechos actuales hacer reír a la multitud de gente que había en el graderío del teatro saguntino. Como es bien sabido, en las comedias latinas, se daba mucha importancia a la musica y la canción. En la obra de Plauto “El Mercader”, consiguieron plasmarlo con gran maestría utilizando canciones famosas de hoy en día pero con una letra cambiada y aplicada a la historia que narra la obra original de Plauto.

También es destacable el uso que los actores hicieron del escenario del teatro y el teatro en si. Empezó con los personajes bajando por las escaleras de la cavea del teatro, y la plasmación
del espacio físico de la obra de Plauto en el escenario del teatro saguntino.

Esa es mi visión de lo que fue la representación de la obra “El Mercader” de Plauto, que consiguió arrancarnos unas risas con su referencia a temas tan actuales como la nube de ceniza volcánica del volcán islandés o algún que otro gesto que , si se sabia intuir, tenia una pizca de carga de sátira política.

Un gran cambio de registro


El pasado martes, 20 de abril, fuimos a Sagunto a ver dos representaciones teatrales clásicas. La primera de ellas se representó por la mañana, una tragedia : Prometeo encadenado. La representación de la segunda se hizo por la tarde, y ésta fue una comedia : El mercader.

La compañía teatral encargada de escenificar estas dos obras fue Aedo Teatro, un grupo de seis personas: tres chichos y tres chicas.

Una tragedia claramente es una obra dramática, en la que al final de la obra debe generar una catársis al espectador. Así pues, los personajes deben llevar una vestimenta acorde con su personalidad, que en la tragedia suele ser seria, es decir, el atuendo normalmente es de colores oscuros.

Y así lo hicieron los actores en Prometeo encadenado.Los personajes llevaban ropaje de colores oscuros, la mayoría en tonos grises. Y la personalidad de ellos era acorde con la tragedia; personalidades serias, formales. Y la interpretación de los personajes de la obra era muy apasionada. Además, la música de fondo era totalmente seria y clásica.

Pero la comedia es todo lo opuesto a la tragedia. El objetivo de ésta es hacen sentir bien al espectador, y que éste termine la comedia con una muy buena sensación. Así, el ropaje de los actores normalmente suele ser colorida y estrambótica a veces. El comportamiento de los personajes es mucho más abierto, sin ningún prejuicio y siempre es divertido.

La compañía hizo un gran cambio de registro desde la tragedia a la comedia, El mercader. De llevar unos atuendos totalmente serios, a llevar prendas muy coloridas, unos peinados totalmente estrafalarios y unos rostros pintados de manera ridícula. Cada uno de los personajes adoptó un acento de lengua diferente, y su comportamiento era gracioso, así como la entrada a escena que fue con una música de fondo animada y bajando los escalones entre la grada.

Realmente, la compañía hizo una buena interpretación en las dos obras, ya que cuando finalizó la tragedia todos percibimos esa catársis, que es el objetivo de la tragedia, y cuando acabó la comedia acabamos con una muy buena sensación ya que nos habíamos divertido mucho mientras la veíamos.

LUDI SAGUNTINI

Hoy vamos a hablar sobre el teatro en la antigüedad clásica y estableceremos algunas comparaciones con los que vimos hace pocos días en Sagunto con la compañía de teatro “Aedo. Mi tema a tratar será la catársis, objetivo que perseguian los griegos cuando asistian a las tragedias.


Primero, comentaremos qué es la catarsis; el término deriva del griego: κάθαρoς que significa: puros. En la época clásica como hemos comentado anteriormente, los espectadores asistían a la obra con la finalidad de sufir una catarsis, es decir, que el espectáculo debía producir sensaciones de compasión y terror que logren purificarlos de estas emociones para salir del teatro limpios comprendiendo así los caminos de los hombres y lo dioses.


Nosotros, asistimos por la mañana a una tragedia: Prometeo Encadenado en la que sí que se pudo sufrir lo que en Grecia, en épocas anteriores hubiesen llamado catarsis. Los actores eran muy buenos y tenian un nivel de actuación tal que nos transmitieron tanto que por un momento nos pudimos imaginar que nosotros también formábamos parte de ese sufrimiento. El argumento dela obra trata sobre el sufrimiento de Prometeo tras ser castigado por Zeus por negarlo, este castigo consistía en quedar atado eternamente a unas cadenas. El dios Oceáno trató de ayudarle pero no lo logró porque Prometeo seguía negando la máxima autoridad, Zeus, afirmando que LA LIBERTAD EXISISTÍA AUNQUE ZEUS NO LO DESEASE.

“El Mercader”: ¿representación clásica o no?



El martes pasado los alumnos de latín acudimos al teatro de Sagunto para ver dos obras teatrales: “Prometeo encadenado” y “El mercader”. En este post voy a comentar si los recursos de la comedia “El mercader” eran clásicos o no.

En primer lugar hay que decir que en la obra actuaron hombres y mujeres, en cambio en la antigua Grecia solo actuaban hombres y estos representaban también los papeles de mujer.

En la representación los actores y actrices modificaron bastante la obra original de Plauto, introduciendo elementos muy actuales. Ejemplos son: la supuesta utilización del messenger, programa de ordenador actual que sirve para hablar con gente que esta a distancia, por Carino para hablar con su amigo, cuando el primero se marcha de casa; la aparición de la nube volcánica procedente de Islandia, problema de última actualidad y que impedía el tráfico aéreo pero era un problema que no existía en la época de Plauto; la aparición de canciones en la obra, recurso inexistente en la antigua Grecia; los diálogos entre los actores y el público, poco frecuente en la antigüedad; la aparición en escena de los personajes, quienes salían desde la grada y no desde un lado del escenario como en la antigüedad clásica.

Por tanto la representación de la obra de teatro “El mercader” por el grupo Aedo fue muy entretenida y graciosa pero muy poco clásica.


¿Comedia plautesca?

El Mercader es una obra escrita por Plauto en la antigua Roma. Se trata de una comedia en la que los personajes desenvuelven la típica trama plautesca de amor.

El otro día fuimos a verla al teatro de Sagunto en los XIV Ludi Saguntini, representada por la compañía Aedo. La comedia estuvo divertida e hizo pasar a todo el público un buen rato pero no se puede incitar a la gente a que vaya a ver obras antiguas y que acabe viendo una obra que respeta muy poco el texto original, haciendo guiños y gags a situaciones y personajes de nuestra sociedad actual e introduciendo canciones adaptadas a la obra de música contemporánea, y esto fue lo que hizo la joven compañía teatral.

Así pues, encontramos referencias a la nube de ceniza que hoy en día está ocupando el espacio aéreo europeo, a nuevas tecnología como Internet o el teléfono móvil y numerosas gracias con aspectos sexuales de por medio que hicieron las delicias de los adolescentes que asistieron a la representación.

No es que la obra no estuviera en su conjunto bien; los actores mantuvieron el tipo durante toda la obra y no hubo ningún percance puntual, lo que pasa es que , señores, estamos ante representaciones de teatro grecolatino y no ante burdas adaptaciones de los clásicos a nuestra época.

Dejando esto a un lado os invito a todos vosotros a que el año que viene asistáis a Sagunto a disfrutar de un agradable día participando en los talleres que nos proponen y viendo obras en el remodelado teatro romano de la ciudad.

Agamenón vs Prometeu encadenat


Esta setmana hem anat al teatre romà de Sagunt a veure una tragèdia i una comèdia. El que jo faré en este post serà comparar la tragèdia que vam veure l'any passat, que va ser "Agamenón" i la que hem vist esta setmana "Prometeu encadenat".
Entre les dos obres hi ha una gran diferència, començant per la posada en escena: L'any passat vam poder veure prou decoració, recreant l'entrada del palau d'Agamenón i els actors també vestien amb trajes típics de l'època clàssica grega. Este any, en canvi tot el que hem pogut trobar d'atrezzo ha sigut un martell i dos trosos de ferro on estava encadenat Prometeu. Les vestidures també han deixat prou de desitjar, ja que de clàssiques en tenien ben poc.

Però centrant-nos ja en l'obra, també hem trobat moltes diferències. Els actors d'este any van ser molt poc fidels al guió que se'ns havia distribuït als alumnes en anterioritat, deixant de banda escenes prou importants de l'obra. L' any passat en cavi els actors van ser totalment fidels al guió, potser fent l'obra un poc més pesada, però donant tota una lliçó de memorització i interpretació.

També gran ha sigut la diferència de l'actuació del cor, que l'any passat va mostrar una gran coordinació sense tindre que recorrer a cap tipus de recurs, mentres que este any s'han tingut que recolçar amb una peça musical de fons.

Així doncs, podríem dir que durant estos dos últims anys hem pogut gaudir de dios tragèdies molt diferents, una totalment clàssica seguint el model tradicional grec i una altra molt més moderna.